El chile, una leyenda...

Chile-En-Nogada-Mexico.jpg

La receta del mejor chile en nogada es igual de complicada que encontrar el verdadero origen de su creación.

Empezamos con la leyenda de las monjas agustinas de manos arrugadas del convento de Santa Mónica en Puebla. Se dice que para celebrar la recién Independencia de México y el “día de días” (cumpleaños) de Agustín de Iturbide, prepararon un platillo que llevaría los 3 colores del ejército trigarante. Una simple y un tanto predecible historia que hace honor a la Independencia. Demasiado patriótico para mi gusto.

Sin embargo existe una más romántica que cuenta Artemio del Valle Arizpe. Relata la historia de tres hermanas poblanas que en una escapada a la Ciudad de México conocieron a tres muy galanes soldados y quedaron enamoradísimas. Cuando los soldados fueron a visitarlas a Puebla ellas los recibieron con un platillo que se identificara con los colores de su uniforme y que fuera tan delicioso como para que nunca volvieran a quedarse sin ellos. Claro, todo con ayuda de unas cuantas oraciones a la Virgen del Rosario y a San Pascual Bailón para hacer efecto.

Seguramente existen más leyendas que circulan en pueblos o familias, que si han de saberse, solo pido que sean igual de deliciosas que el legendario Chile en Nogada, ya que por ahora su origen seguirá siendo un misterio.

Alfonso Garza